Poleá

Las poleá o gachas es una comida tradicional andaluza. Hoy en día se suelen tomar como postre pero en los años difíciles tuvo una importancia vital para muchas personas ya que con costo muy bajo se tenía la posibilidad de tomar hidratos de carbono y proteínas además de otras muchas sustancias importantes para la salud.

Poleá
Poleá


La leche se podía sustituir por agua teniendo igualmente un sabor muy agradable. Como decimos hoy en día se suele comer como postre y están muy buenas, lo mismo calientes como frías, pudiendo acompañarse con unos coscurros o picatostes de pan frito.


INGREDIENTES:



500 ml de leche entera

60 gr de harina para repostería

70 gr de azúcar

Una cáscara de limón

Una cucharadita de anís en grano

40 ml de aceite de oliva suave

Canela molida para espolvorear


Ingredientes para poleá
Ingredientes para poleá


 PREPARACIÓN:



Ponemos un cazo en el fuego con el aceite de oliva, la cáscara de limón y el anís en grano y cocinamos hata que la cáscara está dorada. En ese momento apartamos del fuego , colamos el aceite y lo vertemos en un recipiente adecuado. Añadimos la leche, el azúcar y la harina y removemos hasta conseguir que no quede ni un solo grumo.

Ponemos en el fuego moderado y removemos constantemente hasta  que espese. Vertemos en el recipiente o recipientes donde vayamos a servirlas, espolvoreamos de canela molida y ya tenemos listas para comer calentitas o frías estas deliciosas poleá. Si queremos podemos acompañarlas con unos picatostes o coscurros de pan frito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario